Los arqueólogos iniciarán próximamente la excavación de tres lugares en la costa egipcia del Mediterráneo donde podrían hallarse las tumbas de Cleopatra y Marco Antonio.
La célebre reina egipcia y su amante, el general romano Marco Antonio, se suicidaron después de su derrota en la batalla de Actium, en el 31 a.C. Desde entonces se buscan sus cadáveres.
El Consejo Supremo de Antigüedades dijo el miércoles que identificó los tres lugares durante un estudio con radar del templo de Taposiris Magna como parte de la tumba de los amantes.
El templo se encuentra a orillas del lago Mariut, hoy lago Abusir, cerca de la ciudad norteña de Alejandría y fue construido durante el reinado de Tolomeo II (282-246 a.C.)
Equipos de Egipto y la República Dominicana realizan excavaciones en el templo desde hace tres años.
Se han encontrado túneles excavados bajo el templo, tres de los cuales posiblemente fueron usados para entierros. Los jefes de la excavación piensan que los dos podrían estar enterrados en un túnel similar a los ya descubiertos.
El año pasado, los arqueólogos hallaron en el lugar una estatua de bronce de la diosa Afrodita, la cabeza de alabastro de una estatua de Cleopatra, una máscara que se cree era de Marco Antonio y una estatua sin cabeza de la era tolemaica.
La expedición también halló 22 monedas estampadas con la efigie de Cleopatra.
Zahi Hawass, jefe de arqueología de Egipto, dijo que la estatua y las monedas, que muestran un rostro atractivo, disipan una teoría reciente según la cual la reina era "muy fea".
"Los hallazgos en Taposiris revelan encanto... indican que Cleopatra de ninguna manera carecía de atractivos", dijo Hawass en el comunicado.
Académicos británicos de la Universidad de Newcastle sostuvieron en 2007 que la legendaria reina no era atractiva. Una moneda romana de un denario con su efigie la muestra con nariz filosa, labios delgados y mentón prominente.

Fuente: Lista de correo Amigos de la Egiptología.

 


Comments




Leave a Reply